14
Mar
problemas dentales frecuentes

Los 6 problemas dentales más frecuentes

Una buena higiene bucodental y una correcta alimentación pueden ayudar a prevenir muchos de los problemas dentales más frecuentes y reducir las visitas al dentista. Aunque hay muchos factores que influyen en la aparición de las diversas enfermedades bucodentales, hay unas más frecuentes que otras. A continuación, explicamos los 6 problemas dentales más frecuentes.

Caries

La caries dental es una de las principales causas por las que los pacientes acuden a la consulta del dentista. No es un problema dental grave, pero, si no se trata a tiempo, puede causar dolencias y problemas más importantes.

La caries está causada por diversos factores, como la alimentación, la higiene bucodental o la herencia familiar. La caries puede destruir poco a poco el esmalte del diente y provocar infecciones. Por eso, es importante visitar la clínica odontológica para revisiones periódicas y realizar empastes para parar el daño que causan las caries en nuestros dientes.

Gingivitis

La gingivitis es un problema dental que causa inflamación y sangrado de las encías debido a las bacterias y residuos de los alimentos que se depositan en nuestros dientes. Esta enfermedad está causada por una serie de factores como la higiene dental, los cambios hormonales o el uso de ciertos medicamentos.

Cuando aparece un cuadro de gingivitis, el odontólogo podrá reducir la inflamación de las encías eliminando el sarro de los dientes con una limpieza dental. Entonces, el sangrado y la sensibilidad de las encías disminuirá al cabo de una o dos semanas.

Periodontitis

Cuando la gingivitis no es tratada a tiempo, puede derivar en una periodontitis. La periodontitis, también llamada piorrea, es una infección de los tejidos y puede dar lugar a la pérdida del soporte de los dientes, provocando que estos se muevan y se caigan.

Es fundamental realizar un tratamiento periodontal antes de que la enfermedad afecte al hueso. Durante el tratamiento, el dentista restablecerá la salud de las encías y eliminará la placa dental. La tasa de éxito en este tipo de intervenciones es muy alta y no presenta dificultades.

Halitosis

Muchos pacientes acuden al dentista por problemas de mal aliento. La halitosis suele ser fruto de la acumulación de bacterias entre los dientes, alrededor de las encías y la lengua. Una mala higiene dental puede dar lugar a problemas dentales como la gingivitis, la periodontitis o la caries, que pueden causar mal aliento.

El odontólogo podrá determinar si la halitosis es producida por causas intraorales o extraorales. Si la halitosis es causada por enfermedades bucales, procederá a realizar el tratamiento para cada una de ellas. Si es causada por una mala higiene, podrá dar consejos al paciente sobre higiene oral y hábitos alimenticios para evitar el mal aliento.

Sensibilidad dental

La sensibilidad dental es muy común entre la población en general. Es un dolor desagradable provocado por una reacción externa (exposición al calor o el frío o ingesta de sustancias dulces, por ejemplo) y es transitoria.

La sensibilidad dental está causada por pérdida del esmalte que la protege y esta pérdida puede estar motivada por otros problemas dentales como la caries, dientes rotos o empastes desgastados. Lo más recomendable es visitar al dentista para determinar la causa de esta sensibilidad.

Bruxismo

El bruxismo, o rechinamiento de los dientes, es un problema dental importante, ya que puede provocar dolor y llegar a destruir el hueso. Se trata de un hábito involuntario que muchas veces no percibimos por nosotros mismos.

Si padeces bruxismo, es fundamental acudir al odontólogo para determinar la causa del mismo y encontrar una solución. El tratamiento más habitual para el bruxismo es la colocación de una férula de descarga que impida la mordida durante la noche.

En definitiva, sea cual sea el problema dental que padezcas, es esencial mantener una buena higiene dental y realizar visitas periódicas al dentista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *